¿Es una idea buena acristalar la terraza de su piso o casa?

Cuando el clima se pone molesto, cuando el ruido del exterior invade un espacio que desearíamos más tranquilo, o cuando quisiéramos disfrutar de un espacio que a veces no podemos, pensamos que nos gustaría un cápsula cerrada con vista al exterior.

Basta de viento, basta de lluvia, basta de bocinas o gritos de los niños de al lado.

Ojalá existiera un espacio atravesado de rayos de sol, pero también de sombra, con un microclima propio; una burbuja libre de las inclemencias de la ciudad. Un lugar donde poder relajarnos pero aún poder ver la profundidad del cielo o el verde de los árboles.

Para evitar bocinas, gritos, viento, lluvia, insectos y ganar para la casa ese ambiente que tanto gusta pero pocas veces podemos usar la decisión acertada es hacerle un cerramiento de cristal que permita conservar la vista y la belleza de un espacio exterior pero que sea cómodo como los espacios interiores de la casa.

Acristalar la terraza  con cerramientos de terrazas usando cortinas de cristal permite convertirla en, por ejemplo, un lugar de meditación. Es algo que se usa en muchos salones de spa y que bien puede hacerse en una casa o un edificio, por ejemplo llenando el espacio con algunos lindos almohadones tirados en el piso, una alfombra grande, velas y sahumerios.

Al cerrar la terraza o el balcón con cristales sin perfiles que obstaculicen la visión el espacio se extiende y da la sensación de amplitud y libertad. Además se le puede agregar plantas, pequeños árboles o alguna pequeña cascada artificial. Hay múltiples posibilidades para acondicionar un espacio así, incluso es posible pensar en un jacuzzi o una piscina que no se ensuciarán por dejarse descubiertas.

Se pueden hacer fiestas u organizar barbacoas sin temerle a la lluvia ni a los vecinos que podrían quejarse por los ruidos o porque algún invitado poco ubicado lanzó algo hacia fuera.

Ante la propuesta de hacer un cerramiento en sus terrazas muchas personas se niegan rotundamente diciendo que aún desean conservar un espacio al aire libre en el hogar o que desean broncearse en verano. Quieren hacer un asado y no quieren que el olor se les quede adentro, quieren poder fumar. Lo que ellos no saben es que realizar un acristalamiento no significa cerrar el espacio para siempre, sino simplemente cerrarlo cuando sea conveniente teniendo la posibilidad de abrirlo.

Las hojas de cristal se deslizan hacia un lado de manera muy sencilla, y se puede abrir completamente o en parte. Así que el aire entrará de todas formas si abrimos un poco. Y si no se abre las pantallas de cristal quedan selladas de manera de que el clima se mantenga si encendemos un poco la calefacción o el aire acondicionado.

De esta forma los cerramientos con cristales tienen muchos beneficios: protege del clima, genera su propio micro-clima, añade metros cuadrados cubiertos a la propiedad, ahorro de energía, evita la suciedad y aísla el ruido.

¿Se necesitan más excusas?  ¡Contacte con nosotros, tenemos todo para acristalar la terraza de su hogar!

CONTACTAR